Sunday, April 17, 2005

 

La progresía invade Bolivia con la "Ley de Derechos Sexuales y Reproductivos"

Como por lo visto está muy de moda por todo el mundo, la progresía boliviana ha puesto a consideración del congreso una ley de "Derechos Sexuales y Reproductivos". Muy a lo "mente abierta" estilo John Kerry-Zapatero, estan tratando de aprobar una ley ampliamente rechazada por Católicos y Protestantes en Bolivia. La Pravda ha emitido, como era de esperarse, la "verdad oficial" sobre el tema.
Texto de la ley:

La ley sobre Derechos Sexuales y Reproductivos

Artículo 1

El estado boliviano reconoce a todas las mujeres y hombres sin distinción de clase, edad, religión, sexo, género, origen, étnico, opción sexual u otra, el derecho al goce y ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, protegerlos de intromisiones arbitrarias es obligación de todas las autoridades.

Artículo 2

A efecto de la presente ley, Derechos sexuales comprenden:

a) El derecho a vivir una sexualidad placentera, responsable y libremente decidida, sin más límites que los expresamente señalados por Ley y los derechos de otras personas.
b) El derecho a la integridad corporal y la autonomía en el control del cuerpo.

c) El derecho de alcanzar, el más alto nivel de salud sexual.

d) El derecho a la confidencialidad en el tratamiento de la sexualidad, particularmente de las (os) adolescentes y jóvenes.

e) El derecho de acceder a una educación integral para la vida afectiva y sexual desde la temprana edad posibilitando, el bienestar, el desarrollo de la persona y el ejercicio de la sexualidad en forma plena, libre e informada, y

f) El derecho a acceder a la orientación y consejería, prevención y tratamiento de infecciones de transmisión sexual- incluyendo el VIH-Sida, hepatitis B y C, cáncer cérvico- Uterino, mamario y prostático.

Artículo 3

Derechos reproductivos comprenden:

a) El derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos, espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre éstos.

b) El derecho a la elección libre e informada de los métodos anticonceptivos modernos, seguros y efectivos de calidad y costo accesible.

c) El derecho a recibir orientación, atención y profesional durante el embarazo o maternidad; y,

d) El derecho de acceder a la orientación y consejería, de problemas de infertilidad e infecciones de transmisión sexual.

Artículo 4

Se prohíben todas las formas de discriminación en el ejercicio de estos derechos, ya sea por el Estado, o por particulares, entendiéndose por discriminación para efectos de esta Ley, cualquier exclusión, menoscabo, restricción o diferenciación arbitraria basada en el sexo, edad, género, orientación sexual, estado civil, origen étnico, clase social, religión o creencias, discapacidad o cualquier causa análoga.

Artículo 5

El reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos garantiza la atención integral a la salud sexual y reproductiva que incluye:

a)Información, orientación y servicios de anticoncepción de calidad y adecuados a las necesidades de mujeres y hombres; adultos y jóvenes:

b) Acceso a servicios de salud de calidad adecuados a las necesidades de mujeres y hombres en todo el ciclo vital, que promuevan la salud integral y ayuden a recuperarla;

c) Reserva y confidencialidad de los temas de sexualidad y reproducción consultados por las(os) adolescentes y jóvenes:

d) Atención prenatal, parto y postnatal;

e) En el marco de la atención integral a la salud sexual y reproductiva, servicios de prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, VIH/SIDA, hepatitis B y C; prevención y tratamiento de cáncer cérvico uterino, de mamas y de próstata; prevención del embarazo no deseado; atención de calidad para tratar complicaciones del aborto y sus efectos en la salud de las mujeres; orientación y servicios de anticoncepción post-aborto, orientación de la infertilidad y servicios multidisciplinarios adecuados para el tratamiento tanto de la violencia como de la menopausia y la tercera edad.

Artículo 6

Los órganos centralizados y descentralizados del Estado, están obligados a promover e impulsar una cultura y educación orientada a la superación de los prejuicios estereotipados de valoración de mujeres y hombres; y a desarrollar acciones educativas destinadas a reconstruir los roles que mantienen la desigualdad de género.

Artículo 7

Los órganos centralizados y descentralizados del Estado deben promover la educación que enfatice una valoración positiva de la sexualidad, de tal manera que hombres y mujeres puedan decidir plena, libre e informadamente sobre el ejercicio de su vida sexual y reproductiva.

Artículo 8

El desconocimiento, inobservancia o violación de los derechos sexuales y reproductivos hacen responsables a los autores(as) inmediatos(as) de tales actos, y la restitución de los derechos conculcados podrá ser demanda a través de los mecanismos creados por la CPE y otras leyes.

Comments: Post a Comment

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?