Wednesday, January 05, 2005

 

"Se empieza a dibujar el nuevo mapa de Bolivia"

Por José Brechner

Las elecciones municipales bolivianas recién efectuadas son el indicador de las presidenciales en 2007 y son el preámbulo de la Asamblea Constituyente que se realizará el próximo año. Considerando los resultados, ganaron los políticos sobre las apolíticas agrupaciones ciudadanas y el país ha terminado por demostrar de qué lado del espectro se encuentra, el cual, es similar a su geografía.

El oriente boliviano está con la derecha, occidente con la izquierda y Cochabamba que es el centro se encuentra en una posición indefinida, ya que si bien ganó la derecha, la izquierda de Evo Morales, le pisa los talones.

Las diferencias de opinión política son semejantes a la diversidad étnica y de costumbres que caracterizan a Bolivia. El abismo cultural entre oriente y occidente es gigantesco pero fácil de categorizar. Los orientales son mestizos, emprendedores, les gusta generar riqueza, se identifican con el resto de Latinoamérica y el mundo, aman la civilización occidental, quieren avanzar hacia la prosperidad y el desarrollo que ofrece el capitalismo. Por lo general son más civilizados, amplios de mente, moderados y tolerantes que el resto de los bolivianos. Los aymaras y quechuas que predominan en occidente están en medio de una mezcolanza amorfa del lado del estatismo, del encierro, del aislamiento, del nacionalismo, del populismo, del neocomunismo y la xenofobia. En otras palabras, están en el extremo incongruente. Quieren más de la misma pobreza, miseria y atraso que se vivió durante 30 años hasta llegar a la privatización a medias, que se realizó durante los últimos gobiernos de Paz Estenssoro y Sánchez de Lozada y que el presidente actual quiere revertir, con posibles terroríficas consecuencias internacionales, ya que está tirando a la basura convenios firmados por el Estado, que deben ser cumplidos hasta su término legal, de acuerdo a las normas de seriedad y honorabilidad que deben primar en los negocios.

Como la decisión tomada por el Congreso Nacional, en apoyo al Ejecutivo, de estatizar nuevamente los hidrocarburos y revisar los contratos firmados con las empresas petroleras parece ser un hecho definitivo, la situación internacional se torna frágil y peligrosa, ya que el principal inversionista en Bolivia es Brasil, con 43% de la economía nacional en sus manos y el otro inversor cercano es Argentina. Ambos países con grandes extensiones limítrofes que no van a permitir de buena gana que les cambien los precios o condiciones convenidos. Sumamos a esto la volátil situación mundial en la que los tercermundistas se sienten identificados con los terroristas y dictadores de moda que sustentan todo lo que sea antioccidental, porque si en algo sobresale Bolivia es en ser el país más revoltoso del mundo, con más manifestaciones, paros, golpes y revoluciones que ningún otro.

Artículo publicado el 3 de Enero del 2005 en el periodico "El Nuevo Día"

El Sr. Brechner fue diputado por Cochabamba por Acción Democrática Nacionalista, miembro fundador del partido y, al igual que muchos otros adenistas, mal llamado "neonazi" por la obtusa izquierda latinoamericana. También fue miembro de la comisión de Política Internacional del Congreso, diplomático, representante oficial del Congreso ante foros internacionales y activo defensor de las libertades individuales. Además fue el primer diputado judío elegido para el congreso nacional.

Comments:
Buen análisis. Buenos argumentos. Además, escritos con más respeto del que habitualmente le tienen los columnistas a la lengua castellana. ¿Y políticamente? ¡Bien! Hay que subrayar la necesidad de que los nuevos poderosos masistas reciban flechas certeras. ¿Algo en contra? ¡Lástima lo de judío!
 
Post a Comment

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?